jueves, 2 de junio de 2016

Condenada

Hello everybody!

Les traigo la entrada de hoy con la promesa de ayer, soy un cúmulo de sorpresas. Imprevisible como la vida. El reto de hoy me ha hecho sumergirme en los viejos escritos y ¡lo que he encontrado! Solo estoy rascando la superficie y uf,... Las etapas que una ha vivido. Y sigue viviendo, no lo negaré, porque lo que van a leer lo seguirán leyendo pero desde el punto de vista de quien escribe, cambia.

#8 - Reescribe algo que escribiste hace tiempo, pero usa un narrador distinto.


Primero de todo: el original.

Perdida


«Solo bastó una mirada...

Caí en una profunda oscuridad para luego despertar en un bosque inhóspito, donde el aullido de los lobos ocupaba cada recóndito rincón.
Corrí entre sombras, buscando una salida, mientras el frío lacerante entumecía mis músculos y clavaba cuchillas heladas en mi pecho al respirar.
No importaba el rumbo que tomase, no tenía escapatoria. Entonces fue cuando el sol brilló entre las hojas y pude huir de la pesadilla para caer en un embrujo aún peor. Tu mirada me había hechizado, convirténdome en esclava y señora, en enemiga y amante, en sueño y pesadilla.
Solo una mirada bastó para doblegar mi alma a un monstruo carente de ella, al dueño de la destrucción, al vástago de la muerte y el dolor.
Aquella temible mirada logró que olvidara mi misión.
Aquella infernal y embrigadora mirada condenó a la humanidad.»

Pasa el tiempo y sigo disfrutando de estas cosas. Aish, me pongo nostálgica.

Bueno, vamos a recrearlo con un narrador distinto. El relato anterior es 100% original, sin retoques ni reparaciones, tal y como está sacado del baúl de los recuerdos de hace unos siete u ocho años. Si el anterior se llama "Perdida", ahora lo llamaré...

Condenada

«La joven cazadora se adentró en la fiesta. Una sola mirada de su presa fue suficiente.

Fue sometida a la oscuridad más profunda para luego despertar en un bosque inhóspito donde el aullido de los lobos ocupaba cada rincón. Desorientada, corrió entre las sombras en busca de una salida mientras el frío lacerante entumecía sus músculos y se clavaba en su pecho como cuchillos surgidos de la espesa niebla que le impedían respirar.

Estaba atrapada en un laberinto de árboles pues no importaba el camino que tomase, no tenía escapatoria. Cuando a punto estaba de caer en la desesperación, el sol brilló entre las hojas y pudo encontrar la ansiada salida sin saber que caía en un embrujo peor.

Su presa la había hechizado de tal manera que doblegó su alma a una criatura que carecía de ella, al dueño de la destrucción que buscaba detener, al vástago del sufrimiento y la muerte. La había convertido en una esclava bajo la ilusión de señora, en enemiga y amante, en sueño y pesadilla perpetua.

La criatura, bestia inmunda y terrible, consiguió con una única mirada que la cazadora olvidara su misión. Con una infernal y embriagadora mirada condenó a la humanidad.»

¡Espero que les haya gustado! Próximamente más y mejor. Nos vemos.


0 comentarios:

Publicar un comentario