domingo, 5 de junio de 2016

Home

¡Feliz domingo!

Les doy la bienvenida al reto de hoy y en este día gris que debería ser de playa (el clima no comprende la palabra verano) les traigo una invitación que no podrán rechazar. Así es, amigos, compañeros, camaradas:


#9 - Describe tu hogar de ensueño como si estuvieras viviendo en él ahora (en presente).


Una oportunidad divina para viajar a un lugar donde sí sea verano con sol, asi que por favor, acompáñenme.





Home


«Bienvenidos a mi casa. Cuando me mudé aquí lo que buscaba era un lugar tranquilo donde poder tener cierta paz. Y seamos sinceros, puestos a soñar, ¿qué mejor que una casa junto a un lago, con los árboles rodeándola?

¿Tópico? Un poco quizá. La verdad es que antes de buscarla, y en una especie de broma privada, siempre pensé que instalarme en una casa así teniendo en cuenta todas las películas sobre escritores locos, películas de terror, etcétera que comienzan en una cabaña en el lago era una locura. Pero por favor, no se queden en la puerta. Pasen.

Como ven, me gusta esta mezcla de piedra con madera. Eso sí, todo con un buen sistema de aislamiento y calefacción, que el que sea bonito no implica que después en invierno con la llegada de la humedad y el frío una tenga que padecer.

La verdad es que me gusta la casa y sobretodo que no sea demasiado grande. Aquí, a la derecha pueden ver el salón. Lo he puesto todo para que se pueda disfrutar de las vistas. Si me siguen, por aquí pasamos a la cocina. Aunque en el resto de la casa me gusta ese toque rústico para esta zona sí que busqué utilizar un diseño más moderno. ¿Qué le vamos a hacer? Las cosas tienen que ser prácticas, eso sí los fogones de gas que así la comida sabe mejor. Ojo, eso a mi gusto. ¿Y qué les parece la barra americana? Pensé que para comer era más cómodo además de que fue algo que desde pequeña me habían apetecido tener una.

Vamos a lo importante de verdad, el piso de arriba. Primero tenemos que subir las escaleras, me gusta tener las velas a un lado, con las flores y demás para que sea decorativo. Aunque tengo que tener cuidado al subir a veces, ¡y sobretodo al bajar!


Como ven, el pasillo está bastante despejado. Aunque me gustan las mesillas porque son preciosas pueden entorpecer y soy de moverme de noche con la luz apagada, no me gustan los bultos que se me cruzan de repente aunque ya los conozca. Y recuerden lo que ya les dije, que es una casa en el lago, fue de inspiración enorme. Lo último que necesito es una taquicardia.

Allí, a la izquierda está el baño. ¡Oh! Abajo hay otro, que me olvidé de mostrarlo pero ¿quién va mostrando los baños? Es una de esas partes que tampoco se va luciendo tanto salvo caso de necesidad.

Esta es mi habitación y... si, sigue invadida de peluches aunque no tanto como antes. Lo que más me gusta es que la ventana da a la arboleda. Disfruto levantándome por la mañana y sentir su aroma. Aquí respiro paz y duermo mucho mejor.

Pero por favor, vamos a mi pequeño santuario. Ah, esa otra puerta es una habitación extra en caso de invitados. El santuario, si, entren. Tenía claro desde el primer momento que el escritorio iba a estar mirando hacia la ventana, que cada vez que alzase la vista miraría directamente al lago. De la misma forma que, bueno, ya ven, use las paredes de librerías. O más bien, tienen que intuir las paredes. Les prometo que están ahí.

Y ya está, este es mi hogar. ¿Quieren tomar algo?»


Espero que les haya gustado. Ha sido algo diferente a la usual, tengo claro lo de guía turística quizá no sea lo mío. Mañana más y mejor. ¡Saludos!

0 comentarios:

Publicar un comentario